hibridez

García-Canclini estudia la cultura latinoamericana para deconstruirla desde una perspectiva que, sin ser la del antropólogo o sociólogo tradicionales, hereda bastante de sus representantes “indisciplinados” que cuestionaron la “pureza” de la cultura. Asimismo, adopta la noción de campo simbólico.

Según Bordieu el mundo social se compone de verdaderos universos separados o campos que tienen sus propias leyes de funcionamiento y formas de capital: la economía tiene un capital económico; la ciencia, científico; el poder, político. En el caso de la literatura, simbólico. Cada uno se adquiere, acumula, posee y usa de manera diferente aunque se puedan traducir en otros capitales: el capital económico en político, o el científico en económico, por ejemplo. Para dar valor al simbólico (y sacar provecho) se consagran los objetos y personas implicadas. El campo cultural es un universo social donde se acumula capital simbólico. Es un campo que no está exento de lucha y competitividad para conseguir prestigio. De este modo, el movimiento de la acción interna es la lucha por el reconocimiento de valor; por ello, los actores se mueven en unas instituciones que legitiman y, al mismo tiempo, luchan para cambiarlas, ser aceptados, imponer su criterio.

Este ensayo participa de un movimiento de reformulación del campo cultural, que se propone deconstruir los estudios culturales para legitimizar lo popular al entenderlo como parte de la tensión entre las impuras tradición y modernidad. La hibridez es el mejor concepto para definirlo, explica su autor, porque puede ser aplicado de manera amplia sin reducir su significado. Puedo hablar de cultura híbrida tanto al escuchar un disco pirata de Los cojolites, al comprar una camiseta en la Fábrica social o ver en youtube “En sus tierras bailaré”. Un término paraguas, bajo el que se pueden meter todos los fenómenos y procesos socio-culturales de la actualidad.

Aparentemente hay una cultura culta y otra popular, pero la condición de inferioridad o dependencia de la segunda respecto de la primera se pone en entredicho. ¿Por qué “lo popular es en esta historia lo excluido: los que no tienen patrimonio, o no logran que sea reconocido y conservado; los artesanos que no llegan a ser artistas, a individualizarse, ni participar en el mercado de bienes simbólicos ‘legítimos’; los espectadores de los medios masivos que quedan fuera de las universidades y los museos, ‘incapaces’ de leer y mirar la alta cultura porque desconocen la historia de los saberes y los estilos”? Hace tiempo, Eduardo Galeano contestaba porque son “los nadies”:

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pié derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de los nadies, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: